dimecres, 11 d’abril de 2012

Y se fue. Sin un beso ni un adiós. En momentos como ése un simple adiós verdaderamente hubiera sido muy poco y un beso, seguramente también...


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada